Es necesario hacer la evaluación de cada operación y hacer la evaluación de cada uno de los factores que tienen los montacargas eléctricos o de combustión, por eso a continuación en INSIC Ingeniería te contamos sobre las ventajas de cada uno de estos tipos de montacargas.


MONTACARGAS DE COMBUSTIÓN:

-La inversión inicial es un 12 a 15% más baja que un montacargas eléctrico.

-Pueden operar en el exterior y algunos equipos en terrenos no uniformes.

La productividad no se vea afectada por tiempos de carga o cambios de baterías.

-Es más económico en precio que un montacargas eléctrico

-Su gasto en mantenimiento es mayor

-Existe más diversidad de modelos para trabajar con cargas pesadas

-Son ideales para trabajar en superficies irregulares

-Son mejores para realizar maniobras en exteriores

-Existen modelos en gas LP que pueden ser usados también en maniobras en interiores

-Se solicita cambiar los tanques o se rellenan y estarán listos para seguir operando.


MONTACARGAS ELÉCTRICOS:

-Tiene un precio mayor a un montacargas de combustión, pero se invierte menos en gastos de mantenimiento.

-Se adapta fácilmente a las funciones de cualquier operador

-Es la mejor opción en la disminución de contaminación

-Trabaja con un motor más silencioso

-La batería tiene un periodo de vida útil mínimo de cinco años

-La carga nocturna es más económica

-Tienen una vida útil más larga que los de combustión interna, ya que tienen menos componentes móviles.

-Requieren menos mantenimiento, debido a que no hay aceites que cambiar de manera rutinaria por la degradación al usarse.