Existen diferentes tipos de plataformas elevadoras, cada una para cumplir las necesidades de las personas.

Lo primero que debe tenerse en cuenta son los cuatro tipos de plataformas elevadoras más comunes:

Plataformas elevadoras unipersonales

Se recomienda para tareas entre 4 y 14 metros. Cabe mencionar que solo se debe utilizar por un operador. Permite elevación vertical y cuenta con un brazo extensible.

Plataformas elevadoras tipo tijera

Se recomienda para tareas a alturas entre 5 y 15.8 metros. Su elevación es vertical y tiene como característica principal que ofrece amplitud, es ancha, y permite trabajar con comodidad

Plataforma elevadora de brazo articulado

Permiten trabajar a alturas entre 10 mts y 40.3 mts. Ofrecen movimientos verticales y horizontales, lo que permite realizar tareas de alta complejidad como esquivar diferentes tipos de obstáculos.

Plataforma elevadora de brazo telescópico

Se utiliza para trabajos a alturas entre 20.19 mts y 58.56 mts. Tiene un brazo extensible del que se sostiene la cesta y permite un alcance perpendicular a la tarea. Estas máquinas son motor a diésel 4×4.

Si necesitas saber más información sobre qué plataforma de elevación utilizar, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.